Delitos de lesa humanidad

Juicios ahora

 

(Redacción EcoDias) La Comisión de Apoyo a los Juicios por Crímenes de Lesa Humanidad ocupó la Banca 25 durante la última sesión del Concejo Deliberante.
Allí se pidió a las y los ediles que se expidan a favor del reclamo por la aceleración de los procesos judiciales y la confirmación de fecha de juicio oral contra los represores, antes de que finalice 2010.

La del jueves 12 de noviembre no fue una sesión habitual en el Concejo Deliberante. Las tribunas del recinto se vieron prácticamente colmadas por víctimas, querellantes, organizaciones de Derechos Humanos, familiares y amigos de personas desaparecidas en Bahía Blanca durante la última dictadura militar.
Es que todos ellos integran la Comisión de Apoyo a los Juicios por Crímenes de Lesa Humanidad y pidieron la Banca 25 del deliberativo local para hacer oír su voz.
El espacio fue solicitado para comprometer y conseguir un gesto de los integrantes del deliberativo bahiense en esta búsqueda de Verdad y Justicia.
El planteo mayor que llevó la Comisión al Concejo ya ha sido reiteradamente publicado y reclamado en estas páginas. Se trata de la lentitud imperante en poder llegar al juicio oral que condene a los represores de la dictadura en Bahía Blanca.
Es sabido que existen varias trabas y artimañas judiciales, como así también beneficios para los imputados que hacen que la impunidad siga vigente y la justicia no llegue.
El año 2010 finaliza y, a la vista de los hechos, difícil se hace poder precisar alguna fecha estimativa para que comience el juzgamiento de los genocidas. Por esta razón, la Comisión dijo lo suyo en el recinto deliberativo. Allí, las y los ediles escucharon atentamente -algunos con expresiones de sorpresa- las palabras de Susana Matzkin, integrante de Ausencias Presencias y hermana de una desaparecida, y las de Néstor Alende, secretario de Derechos Humanos de la CTA Bahía Blanca-Dorrego. Este último dijo ante los concejales: “Vamos a ocupar esta banca para peticionar ante este Concejo Deliberativo, en vista de que hace ya 27 años que hemos recuperado la democracia y la sociedad bahiense no ha podido juzgar a los represores, que cometieron delitos de lesa humanidad en esta zona”. Es evidente que hay tratamientos diferenciados, por lo cual los represores “gozan de libertad y tras todos estos años se han manejado con total impunidad. Cuando fueron citados por la justicia, algunos se han fugado, otros han gozado de prisión domiciliaria y otros han fallecido sin haber logrado la sociedad ponerlos en el banquillo de los acusados y en la cárcel”.
Al problema de que varios genocidas han fallecido sin ser juzgados, Alende sumó otro dato importante que señala que también algunas víctimas, sus familiares y querellantes han muerto sin ver a los asesinos responder ante la justicia: “Las leyes de impunidad y los indultos, sumados al eterno letargo de algún juez de Bahía Blanca que fue acumulando la documentación presentada por el fiscal Cañón sin darle el debido curso (…) hoy nos encontramos con que no hemos podido lograr aún que se dé fecha al inicio de los juicios. Es por eso que estamos acá”.
Además de repudiar el editorial de La Nueva Provincia a favor del recientemente fallecido represor Emilio Massera, Alende pidió al cuerpo de concejales que los apoyen en el reclamo al Tribunal Oral Criminal por la fijación de una fecha de inicio del juicio, sin más dilaciones y antes de la feria judicial.
En ese mismo sentido, se expresó Susana Matzkin: “Nosotros necesitamos que los señores jueces del Tribunal Oral Federal en lo Criminal, dr. Velázquez, la dra. Torterola y el dr. Parra, se expidan lo antes posible y pongan fecha antes de que termine este año, que pongan fecha pronto porque no podemos seguir esperando más tiempo. Como dijo Néstor, no sólo se mueren impunes y sin haber llegado a los estrados judiciales los represores, que en este momento tenemos 25 elevados a juicio, sino que además se mueren los militantes y compañeros de nuestros familiares y testigos importantísimos de la causa”.

“Necesitamos que nos acompañen”
Si bien luego de las palabras de Matzkin y Alende, hubo declaraciones de concejales, adhesiones al reclamo, aplausos y abrazos a los miembros de la Comisión -esto hacía entender que se iba a trabajar en el tema-, el parte de prensa del Concejo Deliberante, que informa todo lo sucedido en la sesión, no indica proyecto alguno de manifestarse públicamente para que se fijen fechas de juicio. Tal vez dicha posición se tome formalmente en sesiones próximas, pero igualmente durante el momento en que le tocó hablar, Matzkin pidió el acompañamiento de los ediles: “Necesitamos que nos acompañen, que sean juzgados los represores, no podemos dilatar más el tiempo, todos nos estamos poniendo más grandes. Bahía Blanca es un lugar emblemático porque si bien se habla desde el 24 de marzo con la cantidad de víctimas que hay, las 100 víctimas de la causa 05/07, hay cerca de 40 víctimas también que van a entrar a futuro que padecieron asesinatos por la Triple A”.
Luego, Néstor Alende, en diálogo con EcoDias, señaló que se fue conforme por el recibimiento y apoyo obtenido: “La idea era pedir el apoyo del Concejo para que se le dé fecha de inicio porque aún no la tiene, para que esto no se dilate más y para que no llegue la feria judicial sin todavía haberse iniciado el debate. Hubo varios discursos muy emotivos y creo que fueron sinceros en el apoyo”.
Consultado sobre la posición del gobierno municipal en el tema, Alende dijo que no ha escuchado ninguna palabra del intendente y que también precisan del apoyo judicial “para que haga eco del reclamo que venimos haciendo desde tantos años”.

Efecto rebote
El pedido de la banca 25 por parte de familiares y amigos de desaparecidos se dio en un momento muy especial. Días antes se anoticiaba sobre la muerte del represor Emilio Massera quien recibió por parte de La Nueva Provincia una nota editorial en la cual se alababa su figura y proceder. Presentes aún los integrantes de la Comisión, varios concejales les manifestaron su apoyo y, a la vez, su rechazo al editorial del diario bahiense que apoyó y apoya el golpe genocida. Algunos ediles tenían preparada esa intervención, mientras otros improvisaron ante un marco de público con el que no cuentan semanalmente. Esto se dejó percibir a medida que veían que colegas de otros bloques expresaban su repudio.
El primero que habló del tema fue Alejandro Curino (FPV – Independiente), quien en una larga alocución y con tono de enojo, criticó la actitud de defensa de La Nueva Provincia a Massera, aunque su posición ambigua denotó poco compromiso real con el tema.
También expresaron su repudio Raúl Woscoff y Raúl Ayude (Integración Ciudadana), Esteban Usabiaga (FPV – PJ), Elisa Quartucci (8 de Septiembre – Gen Radical), Oreste Retta (UCR) y Esteban Obiol (FPV), mientras que Cristina Molina (Unión Proyecto) no hizo referencia al diario pero sí se hizo eco del reclamo por los juicios.
Lo que a algunos les llamó la atención fue que todas estas declaraciones, algunas muy sentidas, se hicieron días después de ese editorial y dentro de un recinto en el que había solamente tres medios de comunicación. Lo que también llamó la atención es que el cuerpo deliberativo expresó un rechazo profundo al diario más importante de la ciudad, pero al mismo tiempo sigue entregando una importante pauta publicitaria municipal. No se trata acá de simples ideas sino de la constante reivindicación de las acciones y personajes que llevaron adelante un genocidio.

Derechos humanos:

Cuando los discursos son

de compromiso y no comprometidos…


Por Eduardo Hidalgo – 19/11/2010


Somos nosotros y nosotras, somos los otros.
Somos los ex
los descartados de la muerte
los expulsados del infierno
los desterrados del terror…
Es cierto que caemos antipáticos
a todo funcionario
que no nos banca nadie…
Pero aquí estamos
y nos quedamos.
Para insistir
para incidir.

Suele suceder que algunos discursos, que no tienen anclaje real en una práctica, militancia o compromiso real sostenido en el tiempo y comprobable en esa realidad, oídos en el marco del tratamiento de temas profundos, parecen lo que no son.
El 11 de noviembre de 2010, en el Honorable Concejo Deliberante, sucedió algo verdaderamente sorprendente. La Comisión de Apoyo a los Juicios por Delitos de Lesa Humanidad solicitó a ese órgano legislativo que públicamente se exprese exigiendo la aceleración en el inicio del primer juicio oral a los genocidas que actuaron en jurisdicción del Comando V Cuerpo de Ejército y la Armada Nacional.
El concejal Curino (FPV Independiente!?), con expresiones acompañadas con golpes en su banca como forma de reafirmar lo que decía, sostuvo parte de su discurso -para justificar un supuesto equilibrio en el mismo- en una nueva recreación de la Teoría de los Dos Demonios.
Dicha manifestación se produjo al mencionar el citado concejal la condena que en ese momento manifestaba el órgano legislativo, a lo publicado por La Nueva Provincia respecto de la muerte del genocida Emilio Eduardo Massera, reivindicando su rol durante la dictadura cívico militar. En ese momento, expresó que lo hacía como en su oportunidad condenara las manifestaciones de Hebe de Bonafini, respecto de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Lo dicho por nuestra Madre de Plaza de Mayo, aunque se esté en desacuerdo, y olvidando las declaraciones posteriores del juez Zaffaroni hablando de Hebe, no pueden irresponsablemente ponerse en un pie de igualdad en relación a la participación activa y a su permanente reivindicación del genocidio cívico militar por parte del diario La Nueva Provincia. Esta reelaboración de la Teoría de los Dos Demonios por parte del concejal Curino, abreva en la más profunda falta de anclaje práctico, militante, o de compromiso más allá de lo dialéctico, lo que hace que esta relación por él planteada quede al descubierto y contradiga brutalmente todo lo dicho en un discurso aparentemente coherente.
No somos todos iguales. Los que hemos sido secuestrados, torturados, encarcelados, asesinados sus familiares o apropiados sus hijos, no somos iguales a los asesinos de la dictadura cívico militar, para los que en la Bahía del Silencio hace 25 años venimos impulsando su enjuiciamiento desde nuestra institución. Tampoco somos iguales a La Nueva Provincia, un enemigo de las causas populares y la democracia.
No vamos a silenciar entonces en esta oportunidad nuestra voz, ante quien ha pretendido equilibrar lo imposible de ser equilibrado, como lo intentó el concejal Curino en su reubicación de la Teoría de los Dos Demonios con una nueva, amañada, patética y mediocre interpretación.

Eduardo A. Hidalgo es secretario general de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca.



Nota de la Redacción
: Alejandro Curino fue convocado a participar  en la política partidaria por Federico Susbielles. Al poco tiempo de ser elegido concejal, se peleó con su mentor, recalando en el espacio liderado por el senador provincial Santiago Nardelli. Cuando se distanció de este último, se “asoció” con los concejales Obiol y Romero, en una entente que apenas duró meses. Después de tres años en la concejalía, con poco y nada para mostrar, se lo ve buscando sacarse fotos con el intendente Breitenstein -que ha sabido cobijar a otros “opositores” como Saúl Figueroa, ofreciéndoles cargos en el Ejecutivo municipal-, después de intentar participar en la agrupación que lidera Julio Ruiz en Bahía Blanca y en otra que tiene como referente a Martín Sabbatella en el orden nacional.
Cabe recordar que Alejandro Curino es del grupo de los concejales a “tiempo compartido” ya que percibe un sueldo del Conicet, por tareas en un laboratorio que realiza investigaciones sobre el cáncer.


Fuente: EcoDías, Bahía Blanca

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: