La poesía de Eugenio Montale

maxernst

Tal vez una mañana

 

Tal vez una mañana caminando bajo un aire de vidrio

árido, volviéndome, veré hacerse el milagro:

la nada a mis espaldas, el vacío detrás

de mí, con terror de borracho.

 

Luego, como en una pantalla, se detendrán de pronto

colinas, casas, árboles para el común engaño.

Pero será muy tarde, y yo me iré callado

en medio de los hombres que no se vuelven, con mi secreto.

 

Traducción de Horacio Armani

===

 

Forse un matino andando in un´aria di vetro

arida, rivolgendomi, vendrò compirsi il miracolo:

il nulla alle mies palle, il vuoto dietro

di me, con un terrore di ubriaco.

 

Poi como s´uno schermo, sáccamperanno di gitto

alberi case colli per l´ingammo consueto.

Ma sará troppo tardi; ed io me n´andro zitto

tra gli uomini che non si voltano, col mio segreto.

 

Eugenio Montale

 

De Huesos de Jibia, 1920-1927

 

Ilustración: Max Ernst

 

dice ÍTALO CALVINO. “Según una leyenda de los leñadores de Wisconsin y de Minnesota que Borges cuenta en su Zoología fantástica,  hay un animal que se llama hide-behind y que está siempre detrás de tí, te sigue por todas partes en el bosque, cuando vas a buscar leña; te vuelves, pero por muy rápido que seas, el hide behind es todavía más rápido y se ha desplazado detrás de tí. Nunca sabrás como es pero está siempre ahí…podríamos decir que el hombre de Montale es el que ha conseguido volverse y ver cómo es el hide-behind, y es más espantoso que cualquier animal, es la nada” (Ítalo Calvino: Eugenio Montale Forse un mattino andando)

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: